Irene tuvo a sus órdenes a Chacho, el futbolista que tiene el récord de goles marcados en un partido con la selección española

Chacho, con la camiseta del Deportivo. FOTO: RCDEPORTIVO

En el libro de los récords de la selección española de fútbol está Chacho, un coruñés. Eduardo González Valiño se llamaba y era vecino de la Cuesta de San Agustín, en el centro de la ciudad, ese espacio en el que se transita desde el Campo da Leña a la Plaza de María Pita. Chacho jugó entre 1927 y 1946 en el Deportivo, excepto un interín de dos años, justo antes de la Guerra Civil, en los que se alineó con el Atlético de Madrid. Fue el primer futbolista gallego (de un total de once, el último fue Iago Aspas) en jugar un Mundial. Pero poco antes había entrado en los libros de historia del fútbol español y en ellos sigue.

Ocurrió el 21 de mayo de 1933, el dia de su estreno con la selección. Disputó un amistoso en Madrid contra Bulgaria y no sólo formó parte del once que logró la mayor goleada histórica de la selección (13-0) sino que anotó seis goles. Nadie ha superado esa marca. La imagen que plasma el momento en el que logró uno de esos goles también se puede contemplar en el libro “Irene y las puertas del fútbol. Historia de una pionera”.

Pero en el inicio futbolístico de Chacho hubo un pasado esencial en el Irene F. C. a las órdenes de la capitana Irene González Basanta. Una se ponía bajo palos, otro marcaba los goles. Irene era dos años mayor que Chacho y ya habían jugado juntos en el Racing Athletic, embrión del actual Orillamar, un clásico del fútbol coruñés.

En el libro se describe la primera referencia documentada de un partido en el que compartieron equipo. Fue en noviembre de 1924 y contra otro rival de la ciudad, el Pelayo. Empataron a un gol. “Por parte del Athletic se distinguieron Chacho, Carnota y la célebre guardameta Irene González”, se resumió en El Orzán, que resaltó el “numeroso público” que presenció el encuentro en el Campo de la Estrada coruñés, el feudo en el que más se movía Irene. “Se distinguieron por el ‘Athletic’ Chacho, Carnota e Irene González, y por el ‘Pelayo’, todos en general”, corroboró El Ideal Gallego.

Poco después Irene y Chacho se alinearon juntos en el Irene F. C., antes de que el delantero se fuese a otros equipos de la ciudad, como el Ferrolán, el Furia o el Varela Silvari antes de debutar, con 17 años, en el Deportivo.

Una estatua recuerda en una zona ajardinada en los aledaños del estadio de Riazor la figura de Chacho, cerca de la actual Deportienda. Allí se erige, entre el estadio actual y el viejo, desde el año 1989, diez años después de su fallecimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *