Irene, la escuela coruñesa y los 60 años del Balón de Oro de Luis Suárez

El Balón de Oro de Luis Suárez fue una de las piezas estelares de la exposición “Valor e mestría. Galicia como fútbol”. (Cidade da Cultura de Santiago, 2019)

Hoy se cumplen 60 años desde que la revista “France Football” hizo oficial que un coruñés de Monte Alto había sido distinguido con el Balón de Oro. Si bien entonces no acompañaba a este galardón toda la fanfarria que tiene desde hace unos años, podemos hablar de ese momento como el punto más alto al que llegó –al menos de forma individual– la llamada “escuela coruñesa”. 

Sigue siendo hoy el único jugador nacido en España que ha recibido ese trofeo. Para recordar su legado, nada mejor que ver en el canal de deportes de Movistar+ “Luis Suárez, nuestro Balón de Oro”. Entre los muchos y espectaculares testimonios de este reportaje, nos quedamos con una frase de Arsenio Iglesias sobre los inicios del futuro mito del Inter: “Ya se le veía que tenía una calidad tremenda. Era muy coordinado. Él hacía todo bien. Hasta para peinarse tenía estilo. Y para atarse los zapatos, coño. Él hacía todo con facilidad”.

Este concepto de la escuela coruñesa lo popularizó a mediados de los años 50 el periodista Emilio Quesada, hoy el más veterano miembro de la Asociación de la Prensa de A Coruña, que es precisamente una de las entidades promotoras del libro “Irene y las puertas del fútbol. Historia de una pionera”. 

¿Qué es la escuela coruñesa? Pues un tipo de fútbol que se distingue  por el “pase corto y el dominio”, como precisaba el propio Quesada. Y que tuvo sus máximos exponentes personales en jugadores como Chacho, Luis Suárez o, por tomar una referencia más cercana, Fran, el único de este ilustre trío que logró títulos vestido con la blanquiazul.

El origen y popularización de esa escuela es motivo de estudio en “Irene y las puertas del fútbol”. No destriparemos ese análisis. Solo avanzaremos que esa escuela se deriva del juego sudamericano y aparece, precisamente, durante el período en el que nuestra protagonista vive su fulgor. Y que su equipo, el Irene, al igual que otros conjuntos infantiles de la época, adoptaron ese fútbol técnico y dominador, predecesor de lo que muchos años después se denominaría “tiquitaca”.

En el libro, los autores trazamos el largo camino de esa escuela coruñesa, cuyo mayor hito individual cumple hoy mismo 60 años. De él  es protagonista Luis Suárez, un futbolista que se curtió en las cercanías de los dominios de Irene, en una zona de la ciudad en la que ese juego preciosista alcanzó especial relevancia. Por cierto, el libro incluye foto inédita de Luisito jugando con un equipo modesto coruñés que no es el Perseverancia.

El Balón de Oro de Luis Suárez fue una de las piezas estelares de la exposición “Valor e mestría. Galicia como fútbol” (Cidade da Cultura de Santiago, 2019), comisariada por Antón Castro y uno de los autores de “Irene y las puertas del fútbol”, Rubén Ventureira, que contaron con la colaboración del otro creador del libro sobre la portera, Juan Luis Rodríguez Cudeiro. Una figura femenina de cartón, a tamaño real, recibía a los visitantes a esta muestra: era la de de la portera del Campo da Leña. Otra de las mismas características sorprendía, ya en el interior de las salas, a los asistentes. Fue precisamente a raíz de la difusión del legado de Irene en esa exposición cuando se prendió la mecha del libro que se publicará el próximo martes. Pero eso lo contaremos otro día.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *